PAG. 9 *EL ULTIMO ENCUENTRO (EL DIARIO)*

Redacción7R | Pagina 9

Danna continuo hablando, -ha significado mucho para mí, no es fácil deshacerse de algo que pertenece a mi vida, a mis vivencias y que me recordaba que en algún lugar, algún punto estabas ahí viviendo tu vida y yo no perdía las esperanzas que nos volveríamos a encontrar…..-Hoy quizás el destino nos preparó la última cita…

El sol poco a poco se ocultaba y el frío se apoderaba de aquellos momentos, ya casi eran las 7:00 pm, cuando Ulises le indico que ya era tarde para estar solos en ese lugar y lo mejor sería despedirse y verse después, pues aun había mucho por contarse, ella accedió y le anotó su número de celular en una tarjeta que Ulises le dio, le coloco la tarjeta en la bolsa trasera del pantalón, casi lo besa cuando lo hace, el un poco nervioso le dio un abrazo, ella lo tomó del cuello y le susurró al oído;

“-No imaginas cuantas noches, días, horas, segundos, conté para encontrarte de nuevo, esperé ansiosa verte así como ahora lo estoy haciendo y disfrutando…”

Un efusivo abrazo que duró por unos minutos, parecía ser que nunca más volverían a separarse, ambos lloraron al estrechar sus cuerpos, otra vez.

Ulises no podía contener la emoción como aquella primera vez cuando estremeció entre sus brazos a Danna. Un poco perplejo, por el beso de Danna en sus mejillas, millones de recuerdos lo hicieron vivir de nuevo como si hubiese sido el primer día de cuando se conocieron, Un poco cansada con lagrimas en sus ojos, Danna se despidío robándole un apasionado beso, Ulises accedió sin decir palabra, la tomó de la cintura con sus brazos y apretó los labios de ella, como si fuese la ultima vez,  le agrado tanto que con su lengua lamió el dulce sabor que ella le recordaba. Justo cuando terminaron de besarse, el celular de Danna sonó y ella un poco nerviosa vio el numero, no dijo mas y corrió, presurosa. tomó su bolso y camino… Un taxi en ese momento paso frente a ella y lo tomó, miro hacia donde Ulises quedo. y -Pensó: -¿Que haré ahora que ha vuelto el hombre que jamas olvidé?

Dejó a Ulises viéndola de espalda, su hermosa figura le robaba suspiros, ese pelo castaño y lacio que caía sobre su espalda y ese perfume que traía le robaron la imaginación de muchas formas y figuras, le parecía perfecta, ayer, hoy y siempre, Danna vestía un vestido negro pegado a su esbelta figura de 1.75 metros, sus grandes ojos azules y esos labios rojos, no lo dejaron dormir toda la noche, cuando llego a casa…

Al llegar a casa, Danna abrió la puerta pero alguien la esperaba, encendió la luz y corrió a su cuarto, Un grito la detuvo en seco, Era Gabriel, lo miró y se volvió para dar una explicación, -Yo no quiero explicaciones Danna, de hecho ya sabes que va a pasar, Gabriel la tomó del pelo, le dio dos contundentes golpes en el rostro, la aventó al piso y unas patadas en el vientre le propinó, tirada sobre el piso quejándose, miro a la virgen que tenía sobre la pared y le pidió no sufrir más, le pidió a su mama fallecida -¡Cuídame!, hoy más que nunca te necesito, ¡Mama! Te necesito…, ya no soportó esta vida, Gabriel se fue sin decir más, apagó la luz y la dejo tirada en el piso, con el rostro lloroso y sangrando de la nariz…

Autor: Armando Santana  (@armdotweet)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s